top of page

Tips para enseñar a leer a tu hijo(a)


Iniciaremos este blog preguntándote ¿crees que ya es momento de enseñarle el mundo de la lectura a tu pequeño(a)?


Si tu respuesta es sí, aquí te daremos unos tips para enseñarle como hacerlo, como conocer este mundo maravilloso de los libros, que permiten que conozcamos no solo nuestro mundo inmediato sino mundos fantásticos, con personajes llenos de magia, con cualidades que no sabíamos que podían existir.

 


 

Enseñarles a nuestros hijos o a nuestras hijas a leer es brindarles a ellos(as) la capacidad de conocer un poco más allá de lo que esta frente a sus ojos, es darles la posibilidad de que su imaginación y su lenguaje se expanda.


Antes de darte algunos tips es importante comprender que el desarrollo cognitivo de cada niño(a) es único, cada uno(a) va desarrollando sus habilidades a su ritmo por tal motivo no debemos obligarlos, ni mucho menos exigirles hacerlo en el momento en que nosotros deseamos.


Muchas personas piensan que la lectura es un proceso natural con el cual nace el niño o la niña y que en algún momento de su vida esta sale a flote y ellos(as) empiezan a leer, y esto no es tan así. Tanto la lectura como cada habilidad nueva en la vida de tu pequeño(a) deber ser enseñada y asimilada por el(ella).


Cualquier método para enseñar a leer a un niño o a una niña debe ser flexible, estimulante y dinámico, teniendo en cuenta también algunos procesos pedagógicos que permitan que ellos o ellas tengan una mejor comprensión del respectivo conocimiento.


 


 


¿Qué habilidades cognitivas son necesarias para aprender a leer?


El proceso de lectura involucra una sinergia compleja entre diferentes áreas del cerebro que son responsables de distintas habilidades como:


  • Fonética: es una aproximación al aspecto física del lenguaje verbal y a los distintos modos en que pueden articularse. Es decir, permite conocer la relación entra las letras escritas y los sonidos.


  • Conciencia fonémica: se refiere a la habilidad de escuchar, identificar y manipular los fonemas, siendo estos las unidades más pequeñas de los sonidos que se combinan para formar palabras.


  • Vocabulario: está constituido por el conjunto de palabras que conforman un idioma. Es el conjunto de palabras de un idioma que son comunes o particulares de una región determinada, es la capacidad de asociar ciertas palabras completas a determinados objetos, acciones y/o situaciones.


  • Fluidez: consiste en la capacidad de producir un lenguaje espontáneamente fluido, sin excesivas pausas que reflejen dificultades de acceso al léxico. Es la precisión y velocidad con las cuales un niño o una niña puede pronunciar en voz alta las palabras que está leyendo.


  • Comprensión: es el proceso de elaborar un significado al aprender las ideas relevantes de un texto. Es importante para cada persona entender y relacionar el texto con el significado de las palabras. Es el proceso a través del cual el lector “interactúa” con el texto. Es la capacidad de entender el significado de lo que se está leyendo y de conectarlo con el mundo real. Poder leer en voz alta las palabras no equivale a entender lo que se está diciendo.

 

Realiza cualquier compra desde nuestra página web. En nuestro catálogo encontrarás todo lo que estas buscando para tu pequeño. ¡María Helena te acompaña en las mejores etapas!

 

Tips para enseñarle a leer


Con ejemplo


Nuestros hijos y nuestras hijas son nuestros(as) más grandes imitadores, cuando nos observan haciendo algo en ellos(as) se activa su curiosidad y su deseo de querer hacerlo. Atráelo(a) al mundo de la lectura sentándote a leer tu algo para ti y/o algo para él o ella.


Darles sus propios libros


Además de que ellos(as) nos vean leyendo, darles sus propios libros de acuerdo con su edad, los(as) motiva a descubrir que hay adentro de ellos, queriendo saber que dice o que quiere decir la imagen que ahí se muestre.


Léele a diario


Leerles no solo lo(a) acerca al mundo de la lectura, sino que también ayuda a ampliarle su vocabulario y se propicia un espacio para ustedes en donde tu hijo o hija puede sentirte más cerca al escucharte contarle una historia, adicional a esto en el futuro logrará identificar con mayor facilidad las palabras cuando esté aprendiendo a leer.

Un consejo que puede funcionar es que a medida que vas leyendo, vas señalando la palabra que lees para que de esta forma él(ella) pueda empezar asociarla.


 


 

Dentro de los métodos para enseñar a leer a tu pequeño(a) te presentaremos el método alfabético.


El alfabético


El método alfabético es un enfoque que se basa en la relación entre las letras y los sonidos del habla. Este método enseña a los niños a identificar los sonidos de las letras y las combinaciones de letras para poder decodificar y comprender el lenguaje escrito.

En este método se parte de la idea de que las letras son símbolos que representan sonidos. Así, se enseñan a los niños y niñas a identificar los sonidos que corresponden a cada letra y a combinarlos para formar palabras. Este proceso de identificación y combinación de sonidos se conoce como “decodificación”.


La importancia de este método se centra en que brinda una base sólida para el aprendizaje de la lectura y la escritura. Al enseñar a los niños y niñas a relacionar los sonidos con las letras, se les brinda las herramientas necesarias para leer y escribir de forma efectiva y autónoma.


En el método alfabético, se comienza enseñándoles a identificar los sonidos de las letras y las combinaciones de letras más comunes, como “ba”, “be”, “bi”, “bo”, “bu”. Luego, se les enseña a combinar estas letras para formar palabras simples, como “bota” o “pelo”. A medida que los niños y las niñas van adquiriendo habilidades, se van introduciendo letras y combinaciones de letras más complejas.


Se debe tener en cuenta el ritmo de tu pequeño(a) y su nivel de comprensión.


¿Cómo funciona el método alfabético?


Este método funciona enseñando a los niños y niñas a identificar los sonidos de las letras y las combinaciones de letras para poder decodificar y comprender el lenguaje escrito. Estos son sus pasos:


Paso 1: Identificación de las letras y sus sonidos: se comienza enseñando a los niños a identificar las letras y sus sonidos correspondientes. Por ejemplo, se les enseña que la letra “m” suena como “mmmm” y que la letra “s” suena como “ssss”. Esta identificación de las letras y sus sonidos es esencial para decodificación.


Paso 2: Identificación de las combinaciones de letras: una vez que los niños y niñas han aprendido a identificar las letras y sus sonidos, se les enseña a identificar las combinaciones de letras más comunes, como “ba”, “be”, “bi”, “bo”, “bu”. Esto le permite formar y leer palabras simples, como “bota” o “bata”.


Paso 3: Decodificación de palabras: A medida que los niños van adquiriendo habilidades, se les enseña a decodificar palabras más complejas. Por ejemplo, se les enseña que la palabra “perro” se compone de las letras “p”, “e”, “r”, “r”, “o”, y que juntas forman la palabra “perro”.


Paso 4: Comprensión de la lectura: Finalmente, el método alfabético se enfoca en la comprensión de la lectura. Una vez que los niños han aprendido a decodificar las palabras, se les enseña a comprender el significado de las palabras y de los textos. Esto se consigue mediante la práctica de la lectura y la discusión de los textos.


¿Cómo enseñar el método alfabético?


  1. Enseñar el alfabeto: El primer paso paro enseñar este método es enseñarles el alfabeto. Ellos(as) deben reconocer los nombres y sonidos de las letras antes de poder comenzar a formar palabras.

  2. Enseñar los sonidos de las letras: Una vez que los niños y niñas conocer las letras, es importante enseñarles los sonidos de estas. Esto les permite comenzar a decodificar palabras y a entender cómo se combinan las letras para formar palabras.

  3. Enseñar la decodificación: Una vez que los niños y niñas tienen una comprensión básica de los sonidos de las letras, se les puede enseñar a decodificar palabras. Esto implica enseñarles cómo unir los sonidos de las letras para formar palabras.

  4. Enseñar la comprensión: Luego de que tu pequeño(a) haya aprendido a decodificar palabras, se le debe enseñar a comprender lo que está leyendo. Esto implica enseñarle a hacer conexiones entre las palabras que están leyendo y el significado detrás de esas palabras.

  5. Practicar: Como paso final luego de haber aprendido los pasos básicos para leer, es importante que practiquen regularmente. Esto les ayudará a consolidar lo que han aprendido y a mejorar su capacidad de lectura.



 



 


Recuerda planificar y organizar bien las actividades que le realizarás a tu pequeño(a), tener paciencia y persistencia e integrar en la enseñanza actividades lúdicas para que se convierta en un aprendizaje más dinámico.



Al enseñarle a tu hijo o hija contacta con tu niño(a) interior y enseña como te hubiera gustado que lo hicieran contigo. El lenguaje del amor tiene una más fácil comprensión.




 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el blog y en redes sociales.


Encuéntranos en redes sociales:


Regístrate en nuestro sitio web y comenta en nuestras publicaciones, nuestro equipo quiere hablar contigo y asesorarte.

 



14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page