top of page

Infusiones naturales seguras para amamantar

Te convertiste en una madre, una mamá asombrosa, que trasnocha para cuidar de su bebé, que se duplica para cumplir a todas sus necesidades y aún si se mantiene con una energía sorprendente. Claro, cansada, pero el amor que sientes por tu bebé hace que tu cuerpo se recargue y continúes con tu día.


Sin embargo, hay momentos en donde nos sentimos cansadas, algo indispuestas, con dolores en el cuerpo o en la cabeza, pero al estar amamantando no podemos tomarnos cualquier medicamento o pastas, ya que todo aquello que comamos o tomemos llega a nuestro bebé por medio del alimento que le bridamos, nuestra hermosa y grandiosa leche materna.




Por esta razón, en esta entrada queremos brindarte algunas infusiones naturales y sus beneficios que podrás beber en estos momentos que llamamos “maluquera” y son seguras aún dando el pecho, esto quiere decir que no le generará ningún daño a tu bebé.


Es importante tener en cuenta que al tomar infusiones estas deben ser en consumo moderado.








Manzanilla: La manzanilla es una de las hierbas medicinales más antiguas de la historia, es tan bondadosa y mágica que ayuda aliviar diferentes dolencias. Es un antinflamatorio, ayuda al beberlo a los trastornos digestivos, incluyendo indigestión, nauseas, vómitos, perdida del apetito y gases.

Esta planta ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, actuando como relajante muscular y del sistema nervioso. Asimismo, posee propiedades que favorecen la inducción al sueño.







 

Te invitamos a conocer todas nuestras tiendas. Para saber su ubicación has click acá. No olvides comprar en nuestra pagina web.

 


Tila: Desde la antigüedad, las flores, la corteza interior y las hojas del árbol de tila se han utilizado con fines medicinales. Esta maravillosa planta ayuda a combatir el insomnio, gracias a que actúa como relajante a nivel del sistema nervioso; calma los nervios; cuida nuestra salud cardiovascular, el extracto de la planta ayuda a reducir la presión arterial; es antiespasmódica, por lo que se recomienda en casos de cólicos, dolores menstruales, y espasmos intestinales; es antiinflamatoria, la infusión de tila contribuye a desinflamar los órganos.




Tomillo: Por sus propiedades antiespasmódica, expectorante y antiséptica, el tomillo está especialmente indicado en el tratamiento de ciertas afecciones de las vías respiratorias, como es la tos, la laringitis, bronquitis, asma y gripa. Por otro lado, su uso es eficaz para prevenir gripas y resfriados, tomando una taza de infusión con miel en ayunas.

Esta planta también tiene propiedades beneficiosas para el sistema digestivo. Combate los espasmos intestinales, los problemas de flatulencia, el dolor abdominal y favorece la digestión. Asimismo, también es recomendado como cicatrizante de úlceras y heridas.

 

Te puede interesar nuestra entrada al Blog: Beneficios del contacto con la naturaleza.

 



Menta: Es perteneciente a la región mediterránea, pero nos brinda sus beneficios en todo el mundo. La menta ayuda en problemas respiratorios ya que cuenta con un componente clave siendo este el mentol, el cual reduce congestión nasal, de la garganta y los pulmones. También es eficaz en el tratamiento de la tos, la bronquitis y el asma, dejando las vías respiratorias gracias a su efecto expectorante.




Jengibre: El jengibre es una especia y planta medicinal utilizada desde la antigüedad procedente de Asia Central y el Sudeste Asiático. Tiene una larga historia de uso en diversas formas de medicina tradicional y alternativa. Se ha utilizado para ayudar a la digestión, reducir las nauseas y ayudar a combatir la gripe y el resfriado común. Esta raíz puede reducir significativamente el dolor menstrual cuando se toma al principio el ciclo menstrual.

En la etapa de la lactancia, si presentas un resfriado, puedes prepararte una infusión de miel y jengibre. Además aumenta la producción de leche, haciendo de la lactancia materna algo más llevadero.


Modo de preparación de infusiones:

  • Hierves una taza de agua a fuego medio por unos cuatro minutos; luego bajas el fuego.

  • Mientras que esperas que el agua hierva, lavas muy bien las plantas o la raíz.

  • Cuando el agua este hirviendo, la apagas y añades las plantas o la raíz.

  • Después tapas la infusión y dejas reposar durante 3 o 4 minutos.

  • Por ultimo la cuelas y puedes beberla.


Estas son algunas de las infusiones que nos brindan estas maravillosas plantas.


 

Cuéntanos como te va, si te sirvieron y también que otras conoces que puedan ayudar a reducir ciertos malestares para compartirlo a otras mamás.

 



 

No te pierdas ninguna actualización sobre nuestro contenido en el Blog y en redes sociales.


Encuéntranos en redes sociales: