Cómo cuidar la ropa de los bebés

Actualizado: abr 14


Con la llegada de un nuevo integrante a la familia empiezan a surgir muchas preocupaciones y dudas frente a temas que durante toda nuestra vida fueron irrelevantes o no les dimos tanta importancia, el cuidado de la ropa es un gran ejemplo; claro, si tuvimos la oportunidad de vivir solos llegamos a llamar muchas veces a mamá a pedirle el favor de explicarnos como lavar la ropa o quitar un mancha que se veía imposible de sacar o incluso llegamos a ir a un lugar donde nos ayudaran con la lavada.


A la hora de hablar acerca el cuidado de las cositas de nuestro bebé buscamos que siempre estén limpias y ordenadas, casi perfectas, la ropa no es la excepción. El lavado y su cuidado puede llegar a ser un tema que parece complicado pero no lo es, para poder tener las prendas en el mejor de los estados debemos seguir unos cuantos consejos que nos ayudarán para que siempre estén como nuevas y para que nos duren mucho más tiempo. Al fin de cuentas, todos sabemos que los pequeños crecen muy rápido y van dejando la ropa en un abrir y cerrar de ojos. Nunca descartes la idea de que en un futuro le podrán servir a otro chiquito y si las queremos dar debemos asegurarnos de que estén en un perfecto estado.

Los niños son niños y sabemos que su deporte favorito es jugar y su pasatiempo es ensuciarse no importa el lugar en el que estén, como padres nos preocupamos por su presentación personal y queremos que siempre luzcan limpios. De pronto, lo pequeños no sudan tanto como lo adultos así que lo ideal seria no lavar tan seguido la ropa; el problema con las prendas es que con muchas lavadas pueden llegar a desgastarse rápidamente y lo que estamos buscando es todo lo contrario.


En la entrada de hoy te daré unos cuantos consejos que harán que el cuidado y el lavado sea una experiencia mucho más agradable, dejando la ropa tal como quieres que este, en el mejor estado para el bebé.


Antes de empezar acuérdate que la piel del bebé es muy delicada, pues es muy fina y cuenta con menos capas de protección a comparación de la de los adultos lo que genera que sea mucho más sensible y vulnerable. Toca tener precaución a la hora de tratar la piel de un chiquito, como primer consejo busca productos que estén especialmente diseñados para ellos y su piel. Siempre revisa sus jabones, cremas y la ropa que utilizan, incluyendo los productos con los que realizamos el lavado.


Te recomiendo buscar prendas de tejidos naturales, es decir algodón, y evitar a toda costa los botones y cierres que puedan ocasionar roce con la piel. Puedes cortar las etiquetas interiores pues imagínate si a ti te molestan como lo sentirán ellos.


Consejos

  • Se recomienda lavar las prendas antes de usarla por primera vez, así eliminaremos toda la suciedad que adquirió durante el proceso de producción y el tiempo que estuvo colgado esperando a que fuera comprada.

  • Para evitar el lavado continuo lo ideal es cargar con toallitas húmedas, son perfectas para limpiar las manchas recientes en la ropa del bebé.

  • Desde pequeños enséñales que hay un canasto para la ropa sucia, esto evitara que dejen las prendas en la cama o en el piso. Acuérdate que en el suelo hay mucha suciedad pues caminamos con nuestros zapatos que acaban de llegar de la calle.

  • Antes de lavar la ropa deberás separar las prendas. La ropa de color a un lado y la blanca al otro, también ten en cuenta el tejido.

  • Se recomienda lavar la ropa del bebé en una tanda única para el.

  • No te excedas con el uso del jabón, este deteriora con rapidez las prendas. Lo blanco lo vuelve amarillo y los tejidos suaves se pondrán duras y ásperas.

  • Lava primero con agua fría y luego enjuaga con agua caliente, aunque la temperatura alta ayuda a que sea más eficaz el lavado esta también deja puede llegar a manchar lo que tratábamos de desaparecer.

  • La lavadora nos ahorra mucho tiempo, sin embargo, procura lavar a mano la piezas con bordados, apliques, encajes o cintas.

  • Evita usar la secadora, si lees con atención las etiquetas de las prendas te darás cuenta que la mayoría recomienda secarla con los rayos del sol o al aire libre. Si la ropa es de color lo mejor es mantenerla lejos del sol y siempre pon la ropa al revés.

  • Mantenla siempre ordena y procura que haya orden en el armario o en sus cajones, esto ayuda a que se vea como en la tienda y te darán más ganas de cuidarla y mantenerla intacta.

¿Manchas difíciles?


Cuando hablamos de manchas en la ropa de niños, en especial bebés, sabemos que hay unas que requieren te un proceso especial para poder ser eliminadas. En los primeros meses los recién nacidos tienden a tener accidentes en abundancia, lo que mancha con facilidad el body o pantalón. Sabemos que hay dos momentos en los que es inevitable que queden sin una sola mancha, a la hora de jugar y durante la comida; al iniciar la alimentación complementaria la fruta no falta al igual que las verduras y las manchas son todo un reto.


Te recomiendo poner las prendas en remojo antes de lavarlas, lo ideal es que le agregues un producto que sea especial para estos casos. Si las prendas son de colores claro, solo necesitaras dejarla en agua tibia con un poquito de cloro durante unos 20 minutos para luego meterla en la lavadora. En cuanto a la ropa completamente blanca, lo mejor es utilizar productos que contenga sales naturales y que sean especiales para ropa blanca; este tipo de prendas requieren un cuidado y lavado especial.

Recuerda que estos consejos no son solo para que tu pequeño se vea guapo y presentable, lo más importante es que este siempre cómodo con la ropa que usa, que su piel no se irrite por etiquetas o cremalleras y que sus saquitos estén siempre suaves. Cuéntanos si crees que nos falto algún consejo o regálanos un tip para poder compartir.

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

www.mariahelenamodeinfantil.com

Bogotá - Colombia

Sitio creado por elclan.co

Todos los derechos reservados 2020