7 consejos para cuidar la salud oral de tu hijo

Actualizado: jun 9


El cuidado y la higiene oral es esencial para la vida de cualquier persona; es fundamental que como padres les inculquemos, desde pequeños, a nuestros hijos sobre la importancia de su salud oral. Sin duda alguna, su salud es una de nuestras mayores prioridades. Como todo en la vida, se debe convertir en un hábito y un cuidado diario, pues solo así conseguiremos que lo mantenga por el resto de su vida.


Cuando hablamos de la salud, la oral, no esta en nuestro top, por lo general la cita al odontólogo es de las ultimas que hacemos. Sin embargo, la visita al odontopediatra es importante para el seguimiento y cuidado correcto del desarrollo de los dientes del pequeño. Aunque no lo creamos, el cuidado dental a temprana edad ayuda a prevenir problemas futuros desde las caries hasta problemas de mordida o erupción desalineada de los dientes; esto no solo afecta la estética de los dientes sino, también, trae problemas musculares, al comer y al hablar.


Esta visita no solo ayudará a tener los dientes en donde deben estar, también, es una clase en donde te darán los cuidados y las recomendaciones necesarias para una higiene bucodental adecuada. Podemos ver esto como una oportunidad para que a nuestros pequeño le guste sonreír, si le dedica un buen tiempo a su salud oral seguramente siempre va a querer estar mostrando su linda sonrisa.


Es por eso que en la entrada de hoy queremos darte 7 consejos para que tengas en cuenta a la hora de acompañar a tu hijo en este aspecto, solo así tendrá unos dientes sanos.

También puede interesarte nuestra entrada del blog sobre las vacunas y sus cuidados antes y después, encuéntrala aquí.

Rutina de cepillado de los dientes después de cada comida


La idea es que se realice este ejercicio todos los días justo después de cada comida; desayuno, almuerzo y comida. Este puede ser un buen truco para que no se salten el cepillado antes de dormir pues es durante la noche que las bacterias ataquen la boca; además, no hay nada más rico que acostarse y levantarse con los dientes limpios.


Tal vez, hacer que se los lave después del almuerzo no es tarea fácil pues en algunos casos los niños almuerzan en la jornada escolar; sin embargo, te traemos dos consejos: el primero, prepárale un kit con lo básico para llevar en su maleta y el segundo, es no darle mucha importancia a la hora del almuerzo, o por lo menos entre semana, acuérdate que los dos momentos más importantes son en la mañana y en la noche.


Adiós a los alimentos con mucha azúcar


Con este consejo podremos evitar dos grandes problemas. Los dulces, los helados, las gaseosas, bebidas azucaradas y paquetes pueden ser muy ricas y para los mas pequeños suelen ser una adicción; sin embargo, todos sabemos que están asociados con la obesidad infantil y las aterradoras caries. El azúcar que se encuentra en estos alimentos es una de las causas para deteriorar el esmalte. Evita y reduce en lo posible el consumo de azucares; no los prohíbas del todo, deja que disfruten de estos durante ocasiones especiales.

Para evitar las caries, si se llega a consumir un dulce entre las comidas asegúrate de cepillar los dientes inmediatamente.

Guíalos con el cepillado


A partir de los 7 u 8 años los niños logran tener la capacidad de cepillarse los dientes de la forma correcta, se preocupan y saben que deben limpiar todas las caras, las muelas y la lengua. Muchas veces caemos en el error de confiar que hacen un buen trabajo pero, terminamos teniendo sorpresas.


Debes dejar que tu hijo lo haga solo, se su guía y enséñale como debe hacerlo. Supervisarlos mientras cumple con su rutina te dará la posibilidad de decirles que hacer y como hacerlo, lo que le falta e incluso llegar a donde ellos no llegan.


Agua, dale mucha agua


Uno de los secretos para una vida más sana es beber agua en cantidades. Al tener la boca seca se aumenta la producción de saliva provocando que los lubricantes pierdan sus propiedad lo que nos hace tener sequedad bucal.


Dieta saludable


Una boca sana es señal de una dieta sana. A demás de ser un empujón para evitar los alimentos azucarados también nos ayuda a consumir alimentos que fortalecen los dientes. Los lácteos, verduras y frutas no deben falta nunca en la dieta de tus hijos.


Bajas dosis de flúor


En los niños que son más grandes y que ya sepan escupir lo mejor es utilizar colutorio (enjuague) con una baja dosis de flúor o las cremas de dientes con flúor, pero, no abuses, y recuerda que solo se le recomienda a los mayores.


Para los más pequeños es mejor utilizar una crema dental que no contenga flúor, hasta que ya sepan como lavarse bien los dientes y que tengas claro que deben escupirla y no comérsela. El exceso de este químico puede causar fluorosis leve, lo que causa la aparición de manchas en los dientes.


Visita al odontólogo


Las visitas al odontólogo deben empezar a realizarse una vez los dientes de leche comiencen a caerse y la erupción de los definitivos entre al juego. Se recomienda hacer revisiones cada seis meses para controlar la posición de los dientes, para revisar que no hayan caries o para aplicar selladores (minimizan la aparición de estas).



  • Cepilla todos los dientes, no solo a los que más se ven. Los laterales y las caras internas son igual de importantes.

  • No te cepilles las encías

  • El tiempo promedio que deberías dedicarle al cepillado de los dientes es de por lo menos tres minutos. Una canción es el tiempo perfecto.

  • Cerdas suaves.

  • La seda dental te ayudará a mantener los dientes sanos.

  • Para un aliento fresco, asegúrate de lavarte la lengua.

En mi opinión las mejores épocas para ir son después de las vacaciones y en noviembre, una vez se termina Halloween, así que este es el momento indicado para programar su control. Cuéntame en los comentarios si crees que hay algo adicional que podemos hacer para cuidar la salud oral de los niños.


www.mariahelenamodainfantil.com

+5716204335

Bogotá - Colombia

Sitio creado por Clan Agencia

Todos los derechos reservados 2020