Cómo ayudar a los niños a mejorar su autoestima

Actualizado: jun 9

A la hora de hablar acerca del desarrollo integral de nuestro hijo como padres nos vemos implicados y comprometidos a atender, no solo sus necesidades materiales, sino también, sus necesidades emocionales. Algunas veces tendemos a olvidar estas cosas y la autoestima de nuestro pequeño se ve afectada. Nosotros siempre vamos a querer estar para ellos en cualquier situación, en especial cuando de problemas o dificultades se trata, pero lo más posible es que no logremos protegerlos de todo. Es por eso, que debemos asegurarnos de brindarles las herramientas fundamentales, para que el día de mañana sepan afrontar diferentes circunstancias en las que no estaremos para darles el empujón que necesitan; fomentando así la autosuficiencia y el desarrollo de la capacidad para tomar sus propias decisiones


La autoestima es una necesidad emocional que todo ser humano tiene; claro está, que existe una diferencia entre la etapa de la infancia y la adultez. Por un lado, los adultos somos conscientes de nosotros mismos y tenemos claridad acerca de quiénes somos, haciendo que nuestro bienestar dependa de nosotros mismos y la actitud con la que decidamos llevar cada situación. Pero, cuando hablamos de un niño nos vemos enfrentados a un proceso de crecimiento y de formación en cuanto a su personalidad, y aunque nos cuesta entender, su bienestar no solo depende de él, sino también de su entorno.


Si nutrir nuestra propia autoestima es un reto muchas veces, ahora te podrás imaginar la gran responsabilidad que debemos tener para nutrir la de nuestros hijos. Es muy común que esta suba y baje, y no solo le pasa a los pequeños incluso el adulto más seguro de sí mismo tiene días no tan buenos. Hay momentos en donde nos sentimos bien con nosotros mismos y hay otros en donde no, es por eso que debemos ayudar a nuestros hijos a conocerse y cultivar sus capacidades, asegurando que se sientan orgullosos de sí mismos y que se respeten. Así lo ayudaremos a confiar en ellos para que cuando llegue el momento confíen en sus capacidades de enfrentarse a cualquier obstáculo.


También te puede interesar: Estimulación adecuada entre los 1 y 2 años. Haz clic aquí.


Antes de dar unos cuantos tips para ayudar a los niños y mejorar su autoestima, hablaremos de dos temas importantes.

La autoestima de los niños


Como se mencionó anteriormente, la autoestima infantil se empieza a formar desde las relaciones que se establecen con las personas del entorno cotidiano: padres, hermanos, abuelos, compañeros, amigos y profesores.

La autoestima se ve expresada en las emociones y sentimientos que tiene el pequeño, depende de su auto imagen y la percepción que tenga frente a su autosuficiencia. Si el niño se muestra confiado de sus habilidad y capacidades, lo más lógico es que crezca y se desarrolle con una autoestima alta. De lo contrario, si no confía en lo que es capaz de hacer y tiene una percepción negativa de sus habilidades y potencial, crecerá con ideas y pensamientos no tan buenos, generando una autoestima baja.


Nuestro papel como padres


Como padres, tenemos la responsabilidad de fomentar y ayudar a la buena autoestima de nuestros hijos. En la mayoría de los casos, la baja autoestima de los niños se ve relacionada con los malos hábitos y las relaciones disfuncionales que se aprenden por parte de nuestros antecesores.



También te puede interesar: Cómo evitar que los niños mojen la cama. Haz clic aquí.

7 Tips


Ser un ejemplo a seguir


Tus hijos siempre van a querer ser como tú, siempre te miraran como un referente; el aprenderá de tu manera de ser y hacer. Los niños son como una esponja y absorben todo lo que ven, así que es muy normal que aprendan imitando, en especial a los adultos. Lo mejor que podemos hacer es evitar obligarlos a tener hábitos y costumbres que nosotros, siendo su ejemplo a seguir, no somos capaces de cumplir.


Si en la casa vivimos quejándonos por todo y huimos de nuestros deberes y responsabilidades, lo más posible es que el pequeño termine siguiendo tus mismos pasos. Es por esto que debemos ser muy cuidadosos con nosotros mismos, nuestros hábitos, valores y de qué forma cuidamos de nuestra autoestima.


Límites y normas


Es importante establecer reglas y procurar que tu hijo las cumpla y respete para que así tenga un desarrollo correcto. Deben aprender que hay normas que no pueden ser cambiadas. Esto será de ayuda para que se sienta seguro de hacer las cosas. Seguramente, deberás repetirle unas cuantas veces las reglas que has establecido, intenta ser claro, consistente y demuestra que confías en él y que sabes que hará lo correcto.


Valorar el esfuerzo


No debemos siempre enfocarnos en el resultado final sino al esfuerzo que ha tenido para llegar a donde esta y en el desarrollo personal que le ha brindado la experiencia de adquirir o intentar lograr los objetivos que debía realizar.


Tendrás que ser consiente del esfuerzo que el pequeño le ha invertido a la actividad que está realizando, qué tanto se motiva y con qué disposición lo ha hecho es mucho más importante que el hecho de si ha podido llegar al objetivo propuesto, o no. Es esencial que valores el esfuerzo de los niños, incluso en el caso de no haber alcanzado lo propuesto. Esto ayudara al pequeño a esforzarse por hacer las cosas y los obstáculos que se le presenten serán temporales y no permanentes.


Amor incondicional


Seguro este tip será pan comido. Dale mucho amor, besos, mimos, caricias y abrazos. Nunca dejes de recordarle lo mucho que lo quieres y lo importante que es para ti, sin importar lo que haga. La autoestima de los niños solo crece de manera positiva cuando lo aceptas tal y como es, sin importar sus habilidades, sus dificultades, su temperamento o sus destrezas. Sin embargo, cuando debas llamar su atención, asegúrate de hacer énfasis en que es su comportamiento y no él lo que esta incorrecto.


Estimula al pequeño a asumir riesgos


Como padres tendemos a proteger a nuestros hijos, sin embargo, los padres sobre protectores comenten un error pues crían niños con baja autoestima. Si no le das la oportunidad a tu hijo de poner a prueba sus habilidades y capacidades, no lograra nunca saber cuales son sus límites y por ende no podrá nunca mejorar sus aptitudes, tan solo estarás haciendo que tu hijo crezca siendo inseguro y miedoso. Por esta razón, es conveniente dejar desde temprana edad que tu niño se enfrente a algunos retos.


Déjalo cometer errores


De los errores solo aprendemos. No debes caer en el juego de dirigir excesivamente la vida del pequeño, eso solo estará limitando sus posibilidades de aprender, crecer y madurar en cuanto a su confianza. Las lecciones que afronte en su vida ayudaran para su desarrollo.


Debemos fomentar que los niños, sin llegar al punto de ponerlos frente a situaciones de frustración, se enfrenten a nuevos retos; apoyándolos cuando sea necesario.


No compares


Evita hacer comentarios de comparación, pues eso solo hará que tu hijo recuerde sus defectos. Incluso las comparaciones positivas tienden a estar mal, pues tu hijo se verá enfrentado a un nivel muy alto de auto exigencia. En cambio, de comparar, deberás recordarle que lo aprecias por ser como es, eso hará que se valore aún más a sí mismo.


El autoestima de nuestro pequeño es un tema que no podemos dejar pasar por alto. Su desarrollo integral es algo en lo que debemos estar 100% implicados y comprometidos ala hora de atender, no son solo sus necesidades materiales, sino también, sus necesidades emocionales. Olvidar esto puede afectar el autoestima de nuestro hijo. Por eso, debemos procurar brindarles las herramientas fundamentales, para que el día de mañana sepan afrontar diferentes circunstancias en las que no estaremos presentes. Fomentemos su autosuficiencia y el desarrollo de toma de decisiones.


No olvides visitar nuestro catalogo haciendo clic aquí.

www.mariahelenamodainfantil.com

+5716204335

Bogotá - Colombia

Sitio creado por elclan.co

Todos los derechos reservados 2020